Crucero entrando al puerto de La Habana (foto de pixabay)

La compañía de cruceros Carnival está desafiando las demandas presentadas por la Ley Helms Burton y ha anunciado que continuará viajando a Cuba.


“Continuamos brindando nuestro servicio e itinerario normal de cruceros a Cuba”, dijo un portavoz de Carnival a Radio Televisión Martí.

Carnival recibió ya su primera demanda por parte de Javier García-Bengochea por utilizar la terminal portuaria de Santiago de Cuba, que le fuera confiscada a su familia a inicios de los años 60 y Mickael Behn, de Havana Docks Corp., quien reclama la terminal de cruceros en el Puerto de La Habana, donde atracan actualmente los buques turísticos.

La implementación del Título III de la Helms Burton permite demandar a compañías extranjeras en tribunales de Estados Unidos por utilizar propiedades expropiadas en Cuba.