El embajador mundial del vallenato, Carlos Vives, se encuentra ante su nuevo «tour», que arrancará en el BEC de Barakaldo (País Vasco), más de 20 años después de su primera gira por España.

El tour coincidirá con su mejor momento en años, gracias al éxito de «La bicicleta», canción por la que se enfrenta a una demanda de plagio que él niega.

«Hay que dejar que la justicia obre, pero esto es muy fácil: basta escuchar las dos canciones y no hay que ser Beethoven para verlo», ha señalado el músico colombiano durante una entrevista con Efe celebrada en Madrid, en la que ha rechazado también conocer o haber mantenido contacto con el demandante, el artista cubano Liván Rafael Castellano Valdés.

En su demanda, admitida a trámite por el Juzgado mercantil número 12 de Madrid, éste asegura que «La bicicleta» copia fragmentos de su tema «Yo te quiero tanto», de 1997, que envió a Vives a través de Sony ATV «una muestra» del mismo para que lo cantara y que este decidió reproducir «un fragmento» de la misma sin su autorización.


«No me inquieta nada ese tema», ha insistido Vives.

«El mundo y este negocio es muy de actualidad. Hablan de ti si tienes un tema pegado, y creo que el hecho de que esté Shakira nos ha abierto muchas puertas de lugares donde esta canción, por sí sola, no habría llegado», opinó.

Su título original iba a ser «Vallenato desesperado», hasta que entró en la ecuación su «amiga», con la que después de tantos años por fin coincidía en la misma compañía. Fue ella la que eligió colaborar con este tema en concreto y recuerda que, cuando le pedía permiso para modificar algo del mismo, preguntaba: «¿Le puedo hacer algo a la bicicleta?».

«Ahí me dije: ‘Ya le ha cambiado el nombre'», bromea Vives.

Siendo uno de los primeros aficionados al ciclocross en Colombia, asegura que «vive» montado encima de una bicicleta, la cual, por cierto, fue noticia por haber sido robada de su domicilio en Bogotá. Posteriormente, confirma, logró recuperarla.

Ante su nueva gira por España, donde «La bicicleta» fue el tercer tema más escuchado en 2016, afirma sentirse como si estuviera «empezando» de nuevo, con las mismas sensaciones de su primer «tour» en el país europeo.

Siete son los conciertos que tiene previsto ofrecer en la nación, con arranque el 31 de marzo en Bilbao (Bilbao Exhibition Centre), una ciudad que ya visitó en su primera gira.

Le seguirán A Coruña (1 de abril, Coliseum), Madrid (4 de abril, WiZink Center, formato Ring), Barcelona (5 de abril, Sant Jordi Club) y Murcia (7 de abril, Cuartel de Artillería), antes de volver ya en verano a Valencia (25 de julio, Jardines del Real) y Marbella (31 de julio, Starlite Festival).