El cardenal cubano Jaime Ortega, aseguro que los cambios económicos en Cuba no han llegado por culpa de los burócratas en la isla que no quieren que nada cambie.

“Es el acomodo de muchos a una realidad burocrática. No quieren cambios” dijo Jaime Ortega que siempre ha sido cuestionado por ser complaciente con el gobierno de Cuba.

Sobre las relaciones entre Cuba y Estados Unidos con la nueva administración Trump dijo “Cuba y el resto del mundo están expectantes. No sabemos qué va a pasar. A veces hace declaraciones que pueden parecer contradictorias. Eso crea diferentes expectativas. Hay que esperar. El hecho de que no haya tenido ningún exabrupto hacia Cuba hay que tenerlo en cuenta. Todo lo que se había alcanzado con Obama se ha mantenido: remesas, cruceros, líneas aéreas con oficinas en La Habana que viajan continuamente”.