Un crucero Carnival Sunshine sufrió un caos el domingo pasado según informes de televisión que mostraban platos y muebles rotos esparcidos por el comedor.

El «problema técnico» duró aproximadamente un minuto y luego el barco, que había salido de Puerto Cañaveral más temprano en el día, continuó su viaje por el Caribe según lo previsto. Cerca de 3.000 personas estaban a bordo.

«Nunca hubo ningún problema con la operación segura de la nave y nuestros oficiales intervinieron rápidamente para corregir la situación», dijo la compañía en un comunicado.

Un informe de CBS News describió una escena caótica, con un pasajero en Twitter que decía que el agua corría hacia los ascensores y que su ropa estaba empapada después de que cayeran las latas de los estantes.


Los pasajeros recibieron créditos a bordo de $ 50, según reportó CBS.