El reconocido cantante y compositor cubano Francisco Céspedes se sumó a la huelga de hambre que llevan acabo en Cuba miembros de UNPACU en el oriente del país.

Céspedes dijo al diario mexicano La Razón que iniciaba un ayuno de tres días en apoyo a sus compatriotas cubanos así como en apoyo al Movimiento San Isidro.


“Es mi modesta contribución solidaria con estos huelguistas de hambre en Santiago de Cuba, actualmente en prolongado ayuno con muestras de evidente deterioro de la salud. Mis respeto a los jóvenes artista del Movimiento San Isidro, que han denunciado la censura a que son sometidos. Es hora de formar un bloque de todos los artistas que estamos en el exilio para hacer visible la represión que se vive en Cuba desde hace más de 60 años”, expuso el cubano.

Céspedes inició la huelga el 28 de marzo y la mantendrá hasta el día 30 aunque no descarta prolongarla.

«Por la libertad hasta la vida. Tenemos un solo objetivo: sacar de manera pacífica a la dictadura que ya lleva en el poder 62 años».

Según el cantante cubano tras la muerte de su hermano Miguel Ángel Céspedes en Cuba a finales del 2019, el gobierno le puso trabas para entrar al país. Luego tuvo que irse a una gira y cuando finalizó que intentó volver a entrar, «me notificaron que no puedo entrar al país donde nací», explicó.


«He recibido mensajes de solidaridad de músicos cubanos, mexicanos y de otros países como España y Estados Unidos. Reitero, si hacemos visible la represión en Cuba, la dictadura se va a resentir. Quiero contribuir, desde el privilegio de que soy un cantante y compositor que la gente conoce por mis éxitos y canciones, para modestamente denunciar a un gobierno dictatorial. Esto no es una pose publicitaria ni política, sino una cuestión de principio solidario», dijo.

Para finalizar añadió: «La situación es crítica en todos los sentidos. Me da tristeza hablar de eso. Me duele mucho mi Cuba».