El gobierno de Canadá que se encuentra analizando la posibilidad de ayudar a cubanos varados en Centroamérica desde el fin de la política de pies secos pies mojados ha puesto en duda que vaya a aceptar la solicitud.

«Canadá depende del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados y otras organizaciones y patrocinadores privados para referir casos en necesidad de reasentamiento», dijo un portavoz Ministerio de Inmigración y Ciudadanía.

Las autoridades canadienses esquivaron la pregunta sugiriendo que por el momento no tienen planes de aceptar a los cubanos varados en Centroamérica.

Acnur da prioridad sobre la base de vulnerabilidad, no nacionalidad. Vulnerabilidad es uno de los factores clave utilizados por Acnur para identificar los refugiados a reasentar en Canadá», añadió un portavoz del gobierno.