Un gigante caimán sorprendió a un grupo de golfista cuando apareció de la nada cruzando, muy lentamente, el campo de golf.


La inesperada visita del enorme lagarto sucedió el pasado 24 de marzo en un campo de golf en Georgia, y los espectadores no perdieron un segundo en sacar sus teléfonos móviles para grabar algo tan insólito como su enorme tamaño.

“Nos miramos unos a otros y nos preguntamos: ¿Qué es ese ruido?”, le dijo Ed Vance al periódico Island Packet. “Pensé primero que se trataba de la gente de mantenimiento”.

“Siempre recordaré el sonido que hacía cuando caminaba en el pasto”, añadió. “En el video no se escucha, pero era como el de un dinosaurio”.

En el video de varios minutos se ve al caimán caminando a lo largo del terreno para acercarse al lago. Ya una vez próximo al mismo se hecha por un rato y después reanuda su marcha hacia el agua.