El cadáver de Ulises Lázaro Rabasa, de 23 años, fallecido hace dos meses en Ecuador, no ha podido ser repatrado a la isla porque Rabasa Camejo, su madre, «no tiene dinero para el viaje» reporto Diario de Cuba.


«Mi hija tuvo que vender los materiales que tenía para el arreglo de su casa y aun así no me alcanza porque también tendría que costearme el pasaje. Estoy desesperada. Necesito que el Gobierno cubano me ayude pero no me ha ayudado en nada y tengo que darle sepultura a mi hijo como Dios manda», lamentó Rabasa Camejo.

La madre desesperada ha hecho gestiones con el Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX), en el Comité Central del Partido Comunista y ante el cónsul cubano en Quito pero sin exito.

Su hijo, quien residía en Ecuador desde hacía dos años, sufrió un accidente el pasado 15 de marzo cuando iba de camino a su trabajo.