Quejas locales han sido llevadas a Tallahassee pidiendo la cancelación de las vías rápidas en el Palmetto Expressway, las mismas que se estrenaran el pasado mes de septiembre.


El comisionado Esteban Bovo, quien es el Director del Comité de Tránsito de Miami-Dade, dijo a Telemundo51 que «los ingenieros tienen sus requisitos y que han dicho que normalmente se demora 3 a 4 meses para medir el impacto, pero te puedo decir que para una persona que se monta en el Palmetto en la 122 lo que ha causado es más caos que cualquier otra cosa».

«No veo el beneficio para las personas locales … esas vías rápidas no son rápidas, no te ayudan, es más, están estancando mucho más el tráfico», agrega Bovo. 

Bovo no es el único representante local que se opone al proyecto.

El senador estatal Manny Díaz, junto al representante Bryan Avila y el Presidente de la Cámara José Oliva, han tenido conversaciones con el departamento de transporte y con el gobernador de la Florida para buscar soluciones.


«Muchas veces se buscan préstamos o bonos para hacer estos proyectos en este caso parece ser que no se usaron bonos y como esto pasó en el 2011 antes que ninguno de nosotros estuvieramos aquí es muy posible ajustar o removerlos completamente», explicó el senador Manny Díaz.

En Tallahassee por su parte, la vicegobernadora Jeannette Núñez, dijo que las quejas se están escuchando.

«Nos preocupa mucho lo que es el tráfico, la congestión, eso es un tema que yo me he enfocado por muchos años y yo se que hay mucha preocupación», aseguró Núñez.  

«Es algo que vamos a estar identificando cuáles serían las soluciones y hablar con el Departamento de Transporte para ver cuál es la mejor manera para aliviar ese problema», añadió.