ferry-baleariaEl presidente de la naviera Baleària, Adolfo Utor, aseguro que ya tiene la licencia de Estados Unidos pero todavía le falta la autorización de Cuba para poner en marcha una línea marítima entre Miami y La Habana.


Utor ha reconocido que este proyecto, puesto en marcha tras la reapertura de las relaciones diplomáticas y comerciales entre Estados Unidos y Cuba está, todavía «en un estado embrionario».

«Hemos manifestado a las autoridades de Cuba nuestra disposición a iniciar las líneas y a invertir. Hay conversaciones y el Gobierno de Cuba está analizando propuestas porque hay más compañías de cruceros, como MSC y Royal Caribbean, interesadas. Nosotros estamos en disposición de invertir y si es posible de poder ser los primeros en iniciar estos tráficos», ha resaltado.

El directivo destaco también como otro de los problemas la mala infraestructura que tiene la isla para recibir cruceros.