El Nuevo Herald

El sábado en la noche los púgiles cubanos Manuel Correa y Jorge Romero pusieron el alto el nombre de la isla en un enfrentamiento que tuvo lugar en el Miami Airport Convention Center, mismo que puso punto final a la temporada, reporta El Nuevo Herald.


Correa dominó al norteamericano Michael Smith con una ráfaga de golpes que lo llevaron a quedar bajo decisión de los árbitros.

«Esto es un regalo para mi gente cubana de Miami. Espero seguir creciendo para labrarme una carrera en este deporte», aseguró el cubano, quien se llevó la victoria en el segundo minuto del primer asalto.

Por otro lado, Romero tuvo que resistir más ante el mexicano Sergio Aguilar, quien se mantuvo en pie hasta el segundo asalto, justo antes de ser vencido.

«Me llevo un triunfo que me llena de esperanza para el 2018. Poco a poco me voy acercando a mi meta de enfrentar a rivales de mayor nivel. Mi nivel de confianza ha subido mucho», dijo Romero.


La felicidad y alegría por la buena pelea también llegó hasta el profesor Pedro Roque, entrenador de ambos que sumó con esta su décima victoria de su primera temporada en el boxeo profesional.