Leduán Barthelemy (13-0, 7 KO) se ocupó de que sus puños pusieran la nota más alta el martes por la noche en el programa de Premier Boxing Champions, informó el Nuevo Herald.


Era la primera vez que Barthelemy era designado para ser estelar y no decepcionó a su equipo de trabajo al vencer por ‘knockout’ técnico en el noveno asalto al dominicano Reynaldo Blanco.

El menor de los Barthelemy llevó el pulso de la acción y sacó ventaja en la mayoría de los asaltos frente a un oponente que se vio superado por el boxeo del rival y su propia fatiga.

El cubano pocas veces se dejó seducir por los cantos de pelea de Blanco y se mantuvo a buen recaudo con su jab constante y una zurda que hizo daño.

A partir del quinto asalto Blanco comenzó a bajar la intensidad, mientras Barthelemy retomaba el control del cuadrilátero y comenzaba a combinar de manera más efectiva, algo que se reflejaba en el rostro molido del dominicano.


El primer conteo no tardó en llegar. Justo cuando Blanco escuchaba el correr de los números, de su esquina le pedían que no se levantara y pusiera fin a la agonía. El de Quisqueya desoyó la recomendación y volvió a combatir solo para recibir un peor castigo, hasta que llegó la toalla salvadora.

Barthelemy, por su parte, necesitaba un triunfo así, que levantara los ánimos y las apuestas y encarrilara su temporada para mirar con más calma el resto de un 2017 en el cual espera combatir un par de veces más.