Boxeador cubano en Tokio

El boxeador cubano Julio César la Cruz, quien venció su combate en la olimpiadas de Tokio contra el cubano nacionalizado español Enmanuel Reyes Pla, se puso claramente del lado de la dictadura en Cuba.

Al finalizar el combate se dirigió a la grada gritando «Patria y Vida no, Patria o Muerte Venceremos» eligiendo así la represión y la falta de libertades en la isla.

El grito del boxeador cubano Julio César la Cruz, es un claro mensaje a esos cubanos que se escandalizan y aseguran que el deporte y el arte no debe mezclarse con la política, en Cuba todo es política y por esa razón la presión debe ser en todos lados.