La administración Biden revocó el miércoles una medida que vetaba el procesamiento de diversas visas de inmigrantes durante la pandemia de Covid-19 diciendo que la orden no promovía los intereses de Estados Unidos y perjudicaba a las industrias y a las personas por igual.

«Daña a Estados Unidos, incluso al impedir que ciertos miembros de la familia de ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes legales se unan a sus familias aquí», dijo Biden en una proclamación que revoca la medida.


El ex presidente Donald Trump había congelado las «Green cards» para los nuevos inmigrantes y detuvo las visas de trabajo temporal para trabajadores calificados, gerentes y «au pairs» en las categorías H-1B, H-4, H-2B, L-1 y J.

La administración Trump en su momento argumentó que la medida era vital para salvaguardar el mercado laboral de Estados Unidos durante la pandemia.

El miércoles Biden dijo que la política anterior ha impedido que los residentes no estadounidenses calificados y elegibles ingresen al país «, lo que, en algunos casos, ha provocado el retraso y la posible pérdida de su oportunidad … y la realización de sus sueños en Estados Unidos. .»

Las empresas de tecnología estadounidenses utilizan visas H-1B, que durante mucho tiempo se han considerado controvertidas, para contratar trabajadores altamente calificados fuera de las fronteras del país, incluidos ingenieros, especialistas en TI y arquitectos. Su justificación es que las empresas afirman que hay escasez de talento residente en EE. UU.


Las visas son válidas por tres años y pueden renovarse por un segundo período de tres años. Antes del cierre, se emitían alrededor de 65.000 visas cada año.