Joe Biden está de visita en Tampa, Florida este martes por primera vez como candidato presidencial demócrata en busca del voto latino.


La campaña del demócrata busca asegurar el estado y para ello necesita del voto latino por lo cual el candidato marcará el Mes de la Herencia Hispana con un evento especial en Kissimmee el martes por la noche después de su parada en Tampa.

«Hablaré sobre cómo voy a trabajar como el diablo para asegurarme de obtener todos los votos latinos e hispanos», dijo Biden a los periodistas el lunes sobre sus planes para su viaje a Florida.

El exvicepresidente también dijo que su apoyo general entre los votantes latinos es «mucho mayor» que el apoyo a Trump, pero reconoció que «tienen que ir más alto».


Aunque Biden aún podría ganar la Casa Blanca sin Florida, el estado se considera un eje para el presidente Trump, quien ganó sus 29 votos electorales en 2016.

Para ayudar a Biden en Florida el exalcalde de la ciudad de Nueva York, Michael Bloomberg, se comprometió a gastar $ 100 millones. Aun así, para quién irán los 29 votos electorales es muy incierto, ya que el presidente Trump ha recibido un apoyo impresionante de los hispanos, en especial de la comunidad cubana y venezolana del sur de la Florida.