ormuz_iran


Tres disparos de advertencia surgieron de un patrullero de la Marina de Estados Unidos, a un bote de la Guardia Revolucionaria Iraní luego de que, según funcionarios estadounidenses, el bote iraní realizara maniobras inseguras en las cercanías.

Otra embarcación de Estados Unidos y una embarcación de la Marina de Kuwuait también fueron blanco de dichas maniobras inseguras, que ocurrieron en la parte norte del Golfo Pérsico.

En cierto punto, el bote iraní estuvo a solo 182 metros de una de las embarcaciones de Estados Unidos. Cuando se negó a dejar el área luego de que la Marina disparó bengalas y se comunicó vía radio con la tripulación iraní, según funcionarios estadounidenses, el patrullero USS Squall realizó tres disparos de advertencia.

Luego de los procedimientos marítimos estándares, la Marina realizó tres disparos al agua para asegurarse de que los iraníes entendieran que debían dejar de inmediato la zona.


La vocera del Departamento de Estado, Elizabeth Trudeau, dijo que incidentes como este «escalan las tensiones de forma innecesaria», y agregó que Estados Unidos no conoce las intenciones de Irán.

Los incidentes son los últimos de una serie de encuentros cercanos con Irán que han ocurrido en la región desde diciembre, los cuales han incluido lanzamientos de cohetes iraníes, aviones no tripulados que han volado sobre aviones estadounidenses y la captura de infantes de la Marina estadounidense en enero.