El expresidente Barack Obama y la ex primera dama Michelle Obama asistieron al concierto de Beyonce y Jay Z en Maryland y se robaron el show.

Los fanáticos estaban encantados de ver al ex presidente de Estados Unidos dando rienda suelta a sus mejores movimientos con su esposa Michelle a su lado en un reservado privado en FedExField en Landover, Maryland, el sábado.

Ni siquiera se opacaron con los múltiples teléfonos celulares que apuntaban en su dirección, registrando cada momento.

Obama, de 56 años, y la antigua Primera Dama, de 54 años, bailaron con sus amigos, detrás de una pantalla de vidrio en el estadio, normalmente el hogar de los Redskins.


Los Obamas son amigos personales tanto de Jay Z como de Beyonce, habiéndose unido durante el tiempo de Barack en el cargo.