La bandera de la embajada de Cuba en Estados Unidos se encuentra a media asta en memoria de los fallecidos en la Masacre de Orlando.


Ayer un joven de 29 años cometió el asesinato en masa más grande de Estados Unidos matando a 50 personas e hiriendo a otras 54.