migrantes-centroamerica

Países de la región centroamericana en una conjunta operación lograron desarticular una red de tráfico de migrantes, informó hoy 29 de junio el Ministerio Público (MP) de Panamá.


Panamá, Costa Rica, Guatemala, Honduras y El Salvador fueron los países involucrados en la operación que llevaba por nombre «Mesoamérica». En la capital de Panamá se procedió a la detención de dos ciudadanos colombianos quienes estaban a cargo de la organización criminal.

Otros cinco ciudadanos panameños fueron detenidos, mientras se investigan a otras siete personas presuntamente vinculadas a la red.

La operación se realizó en la madrugada del martes, pero desde hace meses es que se venía gestando la misma, con vigilancias y seguimientos a la red de traficantes. Las autoridades panameñas sospechan que esta red es al menos la responsable directa del traslado de 600 migrantes principalmente africanos y asiáticos, aunque pudiera haber cubanos también.

El operativo ha revelado la corrupción entre las fuerzas del orden, porque según se ha podido conocer en las declaraciones tomadas a los migrantes, ellos «transitaban por la zona sin interferencias de las autoridades».


El Ministerio Público expresó en un comunicado que «estas personas entraban a Panamá por la provincia de Darién, proveniente de Colombia, donde ingresaban por mar o por tierra, y desde Panamá comenzaba el recorrido hacia los Estados Unidos».

Los migrantes eran trasladados hasta la frontera con Costa Rica en líneas regulares de autobuses, y luego allí, «otro enlace» se encargaba de llevarlos al próximo país centroamericano; así, uno tras uno, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Guatemala, Honduras… hasta la frontera norte de México, limítrofe con territorio estadounidense.