Una cubana de Hialeah fue víctima de un robo a manos de unos experimentados ladrones.


María Regla Real Pozo estaba sacando la basura de su casa, ubicada en el este de Hialeah cuando un vehículo se aproximó a ella y una mujer desde su interior le pidió indicaciones para llegar a un hospital cercano.

Pozo contó a AmericaTeVe que cuando se retiraba para entrar a su casa la mujer se bajó del auto corrió a ella y pidió darle un abrazo. Fue de esta forma que muy sutilmente la mujer tomó la cadena que ella traía puesta, la cual tenía gran valor sentimental.

«El abrazo que ella me da fue muy sutil. Que yo no sentí nada, y ella me quita mi cadena», explicó Pozo.

Estos individuos al parecer pertenecen a una comunidad gitana y han estado operando en diferentes estados y no solo en el sur de la Florida.


Las autoridades de Hialeah intentan descubrir si la banda, que asaltó a Pozo, es la misma que quedó registrada en un video de vigilancia proporcionado por la policía de Pembroke Pines.

En el video se ve a cuatro individuos en una furgoneta. Desde su interior, una mujer le pregunta por una dirección a la víctima. Cuando este se acerca, ella lo abraza y al mismo tiempo le roba la cadena que llevaba en el cuello.

Mientras tanto, otro miembro de esta banda saluda y sonríe a la cámara de seguridad desde dentro del vehículo.

La policía en California también investiga hechos similares a estos ocurridos en el sur de la Florida.

Las autoridades locales por su parte advierten no detenerse a dar información a personas extrañas y reportar cualquier incidente a la línea de Alto al Crimen al 305-471-8477.