faro-cubanos03


Cuatro de los balseros cubanos que se escondieron en el faro cerca de los Cayos de la Florida y que fueron deportados a Cuba denunciaron maltratos de las autoridades de Estados Unidos en especial en el barco de la Guardia Costera donde se encontraban.

Según el testimonio de los balseros tenían que estar todo el tiempo sentados y para ir al baño no tenían privacidad ninguna, los bañaban cada 6 o 7 días, en apenas 3 minutos.

Los 4 balseros afirman que decidieron regresar Cuba en deportación voluntaria porque la opción que les dieron era ir a la Base Naval de Guantánamo.