Por segunda vez en dos meses, se ha emitido un aviso de no nadar para Crandon North Beach.

El Departamento de Salud de la Florida en el Condado de Miami-Dade emitió el aviso de no nadar el miércoles después de que dos muestras de agua consecutivas recolectadas en la playa norte excedieran el estándar federal y estatal recomendado para los enterococos.

Apenas el mes pasado, las playas norte y sur de Crandon dieron positivo en materia fecal en el agua, lo que provocó que los funcionarios de salud emitieran avisos de natación.

Según el Departamento de Salud, la prevalencia de la bacteria es un indicador de contaminación fecal, que puede provenir de la escorrentía de aguas pluviales, la vida silvestre, las mascotas y las aguas residuales humanas.