Trump presento lo que sería su presupuesto para el año fiscal 2018 y entre varios drásticos recortes a programas sociales también quedo fuera las ayudas para promover la libertad en Cuba y Venezuela.

La administración Trump elimino las partidas dedicadas a Cuba, que en el año fiscal 2016 recibió $20 millones; y a Venezuela, que ese año obtuvo $6,5 millones y esta vez no tiene fondos específicos.

“Hay una reducción, pero aun así se está dando prioridad a los programas centrados en complicar la actividad de las organizaciones criminales trasnacionales, fortalecer la seguridad fronteriza y combatir la corrupción”, dijo el director de la oficina de ayuda exterior del Departamento de Estado, Hari Sastry, en una conferencia de prensa telefónica.

El presupuesto debe ser aprobado por el Congreso y podría sufrir cambios, concede $37,600 millones al Departamento de Estado, de los cuales $1,093 millones van a parar a las operaciones en el continente americano y el Caribe, un descenso de $614 millones respecto al año fiscal 2016.


Las organizaciones opositoras dentro de la isla podrían verse afectadas considerablemente con el nuevo presupuesto de Trump.