El Ministerio de Defensa ruso confirmo que un caza Su-30 intercepto un avión espía norteamericano ―P-8A Poseidón― que sobrevolaba las aguas del mar Negro, acercándose a la frontera rusa.

El avión estadounidense cambio el rumbo ante la presencia de los cazas rusos para evitar un incidente.

Semanas atrás aviones de la fuerza aérea de Estados Unidos interceptaron bombarderos estratégicos de Rusia cerca de la frontera con Estados Unidos.