Funcionarios federales de salud se reunieron el miércoles en un avión que aterrizaba en el aeropuerto internacional John F. Kennedy después de que los pasajeros informaron que se sentían enfermos, según las fuentes.

El vuelo 203 de Emirates, que se originó en Dubai, transportaba alrededor de 500 pasajeros y aterrizó alrededor de las 9:06 a.m. ET, dijo una fuente.

El vuelo era normal, dijo Sykes, por lo que no creía que las dolencias estuvieran relacionadas con la turbulencia o la enfermedad del aire.


«La gente estuvo tosiendo todo el tiempo. Ahora algunas personas tienen fiebre de más de 100», dijo. «Nunca se les debería haber permitido abordar».

Mientras una fuente de la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey dijo que hasta 100 pasajeros reportaron sentirse enfermos, la aerolínea dijo que solo 10 pasajeros se habían «enfermado».

El avión fue llevado a un «área de difícil acceso», donde los paramédicos y funcionarios de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades respondían a la escena, dijo la fuente.