Una actividad sísmica intensa ha producido una avalancha de nieve que enterró al hotel Rigopiano.

Se calcula que no menos de 30 personas fueron atrapadas dentro del hotel, ubicado cerca de la cordillera del Gran Sasso. Se reportan dos muertos, pero las autoridades creen que haya muchos más, señaló, Antonio Crocetta, jefe del grupo de rescate que está operando en este evento.

Por otra parte, Fabricio Curcio, jefe del Departamento de Protección Civil, manifestó que otros dos supervivientes han sido rescatados, aunque los perros de búsqueda, no han detectado ninguna otra señal de vida.

El primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, dijo que hacía decenas de años que no se veía caer esta cantidad de nieve.


La parte central de Italia fue golpeada por más de 10 temblores el miércoles, de los cuales cuatro estaban por encima de 5 grados, según el Servicio Geológico de Estados Unidos.