Ante la gran demanda de ayuda que exigieron miles de ciudadanos y residentes de la Florida al Disaster Food Assistance Prgram, las autoridades se vieron obligadas a cerrar muchas cuentas que habían sido activadas online y de manera presencial, reporta Local 10 News.


En C.B. Smith Park en Pembroke Pines, había una larga fila de personas durmieron en sus autos puesto que querían ser los primeros en ingresar y solicitar un programa diseñado para ayudarlos a recuperarse del huracán Irma, lo que provocó evacuaciones y cortes de electricidad en septiembre.

El Departamento de Agricultura de los EE. UU. confió al Departamento de Niños y Familias de Florida la distribución de las tarjetas del Programa de Asistencia Alimentaria por Desastre de Florida, que pueden canjearse por alimentos en los supermercados locales.

Los empleados del gobierno se movieron lo más rápido que pudieron en C.B. Smith Park mientras procesaban a los solicitantes, ya que una larga fila esperaba afuera.

La directora de comunicaciones de DCF, Beatriz López, dijo que han atendido a 1,1 millones de personas en Florida y que los agentes de policía de varios centros no permitían que las personas se pusieran en línea por su propia seguridad.


Los centros en Amelia Earhart Park en 451 E 56 St., en Hialeah, Tropical Park en 7900 SW 40 St., Miami; Campus Norte de Miami-Dade College en 11380 NW 27 Ave.; y South Dade Government Center en 10710 SW 211 St., fueron cerrados, según López.

Siete sitios gubernamentales temporales se abrieron el miércoles en el sur de Florida y tenían la intención de que los empleados se reunieran con los solicitantes hasta el domingo.

Los funcionarios alentaron a los solicitantes a registrarse previamente en MyFLFamilies.com, pero el sábado incluso algunos solicitantes que se registraron previamente tuvieron que irse.

Los lugares abiertos son el Parque Regional Central Broward en 3801 W. Sunrise Blvd., en Lauderhill; y el Quiet Waters Park en 401 S. Powerline Rd., en Deerfield Beach.