Policía en Downtown Miami. Foto: pio3 / Shutterstock.com

A pesar del anuncio ayer del presidente Trump de que no pretendía escalar las tensiones con Irán después del ataque contra una base militar donde se alojaban tropas de Estados Unidos, las autoridades del Sur de la Florida han decidido reforzar las medidas de seguridad.


El puerto marítimo Port Everglades y los aeropuertos de Miami y de Fort Lauderdale están bajo alerta ante la posibilidad de represalia de Irán según dijo Univisión.

Con la cercanía del Super Bowl que se celebrará en Miami, el estadio Hard Rock también tendrá seguridad extra.

La policía le recuerda al público que informe cualquier cosa sospechosa, que esté atento en internet y que no abra ningún archivo adjunto de correo electrónico de remitentes desconocidos.