La semana pasada una colaboración entre los gobiernos de Estados Unidos, Alemania, el Reino Unido y Corea del Sur pusieron fin a la red más grande de pornografia infantil que operaba en la Dark Web.


Gracias al uso de la criptomoneda la colaboración entre estos gobiernos pudo rastrear las operaciones y localizar el servidor central y poner fin a la explotación de decenas de menores.

Así fue como arrestaron a Jong Woo Son de 23 años en Corea del Sur a cargo del servidor. Las transacciones para acceder a los videos de explotación infantil se realizaban en bitcoins, pensando que el uso de esta criptomoneda les garantizaba el anonimato.

El sitio donde se transmitían los videos se llamaba “Welcome to video”.

Más de 330 personas fueron arrestadas entre Estados Unidos, España, Brasil, Corea del Sur, Reino Unido, Alemania, Arabia Saudita, Canadá, Irlanda y Australia.


Dos de los sospechosos son de la Florida, y uno, identificado como Michael Matthew White de 39 años, fue arrestado en Miami Beach. Su lugar conocido de residencia era en 531 Española Way en Miami Beach.

Al termino de la investigación, las autoridades aseguraron haber incautado más de 250 mil videos de pornografía infantil.

Fueron más de 330 personas arrestadas, y hasta el momento las autoridades lograron rescatar a 23 víctimas menores de edad, pero continúan los esfuerzos para lograr rescatar a más víctimas de este crimen atroz.