Las autoridades de inmigración estadounidenses han prohibieron la entrada al país a Khaled Khatib, un cineasta sirio de 21 años que ha sido nominado a los Oscar. Khatib trabajó recientemente en una película sobre la guerra civil de su país, The White Helmets, que ha sido nominada para un Oscar. El cineasta debía llegar a Los Ángeles el sábado, pero no pudo obtener una exención de visado para entrar a Estados Unidos, según informa el medio The Guardian.


Según ha informado la correspondencia interna de la administración Trump vista por Associated Press, los funcionarios de la seguridad nacional decidieron en el último minuto negar a Khaled Khatib la posibilidad de viajar a Los Ángeles para el renombrado evento.

Según se informa las azones para tal veto han sido que las autoridades han encontrado lo que suelen llaman «información despectiva» sobre Khaled Khatib, pero esta es una categoría muy amplia que puede incluir información de cualquier índole, desde conexiones terroristas hasta irregularidades en las documentaciones. Una portavoz del departamento de seguridad nacional, Gillian Christensen, dijo que «se requiere un documento de viaje válido para viajar a Estados Unidos».

The White Helmets, un documental de Netflix de 40 minutos de duración, ha sido nominado al mejor corto documental. El material cinematográfico centra su trama en la labor de los trabajadores de rescate que arriesgan sus vidas para salvar a los sirios afectados por la guerra civil. Muchos de los miembros del grupo han sido asesinados por las fuerzas aéreas del presidente sirio Bashar Assad.Este grupo ha sido nominado además como candidato al Premio Nobel de la Paz.

Khatib recibió una visa que le permitiría asistir a la ceremonia con el estrellato de Hollywood. Pero las autoridades turcas lo detuvieron esta semana y lo próximo que supo es que necesitaba una exención de pasaportes de los Estados Unidos para entrar en el país. Hasta el momento no hay explicación alguna de por qué las autoridades de Turquía detuvieron al cineasta.


En una manifestación contra la prohibición de viajar a Kateeb, la actriz ganadora del Oscar Jodie Foster, dijo el viernes en Beverly Hills a los manifestantes : «es momento de resistir»– refiriéndose al periodo presidencial de Donald Trump y a sus venideras decisiones.

A la protagonista de «El Silencio de los Corderos», se unieron los actores Michael J. Fox y Keegan-Michael Key y añadió:

«No soy de las que se siente cómodo usando mi cara en público para el activismo. Este año es un año muy diferente y ya es hora de aparecer. Es nuestra hora de aparecer y de demandar respuestas. Es nuestra hora de decir a nuestros funcionarios elegidos que hagan su trabajo. No toleraremos el caos, la ineptitud y la guerra.»