De las 127.693 ilegalidades urbanísticas que el Instituto de Planificación Física encontró en la isla en el 2017, un 18% (23.000) está solucionado hasta el cierre del tercer trimestre del año, según informa Juventud Rebelde.

De la cifra detectada, se pensaban solo eliminar cerca de 35.000, pero el propósito solo se ha cumplido en un 60%.

Gran parte de las llamadas ilegalidades tienen su nicho en el campo de la construcción «con la implementación de obras nuevas, aplicaciones o violaciones de licencias y proyectos».

De todas las provincias del país La Habana es la que presenta una mayor incidencia.


En general, el estado de las viviendas en toda la isla es probablemente deploraba, y además, los cubanos se topan con trabas constantes para poder arreglar sus viviendas, lo que los lleva a cometer ciertas ilegalidades.