La marca de autos Infiniti aquiló en el años 2014 cerca de 28 mil sedanes de lujo, por apenas 329 dólares mensuales en un mercado en aparente crecimiento. Tras vencerse el contrato de arrendamiento, conocido como lease, muchos de estos autos serán entregados y la empresa sufrirá un duro revés.


Según reporta Asociated Press, muchas marcas, como Nissan, crearon ofertas tentadoras que provocaron que ahora haya un excedente en la oferta, puesto que la gente prefiere las camionetas deportivas.

Se estima que alrededor de 3.5 millones de autos arrendados serán devueltos este año, los que se suman a los 3 millones que se entregaron el año anterior, según informa Automotive Lease Guide.

“Cuesta más deshacerse de ellos. Va a haber vehículos a precios muy atractivos”, dijo Jim Lentz, ejecutivo de operaciones de Toyota en América del Norte, con referencia a que los autos alquilados se encuentran en buenas condiciones y están ingresando a un mercado en el que los consumidores prefieres las camionetas.