Foto de Unsplash.com

De acuerdo a un informe del Museo de Historia Natural de la Florida sobre Archivos de Ataques de Tiburones, durante el 2018 los ataques disminuyeron en todo el mundo, pero aún más drásticamente en lo que es el Estado del Sol.


El informe que se registra todos los años, fue publicado el pasado lunes, compartió el Miami Herald.

Florida redujo a casi la mitad los números de 31 ataques no provocados a 16.

Gavin Naylor, director de investigación considera la caída en los números una anomalía aunque solo espera que se deba a mayor responsabilidad por parte de los nadadores.

«Se plantea la cuestión de si estamos viendo menos mordidas porque hay menos tiburones, esa sería la interpretación de» vaso medio vacío «. O podría ser que el público en general esté prestando atención al consejo de los funcionarios de seguridad de la playa ”, dijo.


Florida por lo general es uno de los lugares como más ataques no provocados en los Estados Unidos, con la mayoría de ataques en el condado de Volusia, según el Herald.

El factor en la disminución se puede dar también a una menor cantidad de tiburones en las cálidas aguas.

«Cuando las temperaturas son superiores a 25 ° C, los peces no se reproducen y cuando los peces no se reproducen, no hay razón para que los tiburones estén allí. No es que los tiburones han muerto «, dijo Naylor al Herald.