El presunto autor del atentado de Estocolmo es un solicitante de asilo uzbeko cuya petición había sido rechazada y se enfrentaba a la expulsión del país desde febrero, reporta Infobae.

«Pidió asilo en Suecia en 2014, pero su petición fue rechazada en junio de 2016 por la Dirección General de Migraciones», señala la policía.

En una comparecencia, las autoridades revelaron que el supuesto culpable mostró simpatía por el Estado Islámico (ISIS) en las redes sociales y que los cuatro fallecidos en el ataque son dos suecos, un británico y un belga.