Investigadores trabajan en la vacuna para el Coronavirus- Foto de archivo

La Universidad de Oxford anunció el sábado que estaba reanudando un ensayo para una vacuna contra el coronavirus que está desarrollando con la compañía farmacéutica AstraZeneca, una medida que se produce días después de que el estudio se suspendiera tras un efecto secundario informado en un paciente en el Reino Unido.

En un comunicado, la universidad confirmó el reinicio en todos sus sitios de ensayos clínicos en el Reino Unido después de que los reguladores dieran el visto bueno tras la pausa del domingo.

«El proceso de revisión independiente ha concluido y siguiendo las recomendaciones tanto del comité de revisión de seguridad independiente como del regulador del Reino Unido, la MHRA, los ensayos se reanudarán en el Reino Unido», dijo.

La vacuna que están desarrollando Oxford y AstraZeneca es ampliamente percibida como uno de los contendientes más fuertes entre las docenas de vacunas contra el coronavirus en varias etapas de prueba en todo el mundo.


El secretario de Salud británico, Matt Hancock, dio la bienvenida al reinicio y dijo en un tuit que era «una buena noticia para todos» que el ensayo «vuelva a funcionar».

La universidad dijo que en ensayos grandes como este «se espera que algunos participantes se sientan mal y cada caso debe ser evaluado cuidadosamente para garantizar una evaluación cuidadosa de la seguridad».

Dijo que a nivel mundial unas 18.000 personas han recibido su vacuna hasta ahora en Gran Bretaña, Brasil y Sudáfrica. Se están reclutando alrededor de 30.000 voluntarios en los EE. UU.

No se dio detalles de la reacción adversa sufrida por el paciente, pero una portavoz de AstraZeneca dijo a principios de esta semana que una mujer había desarrollado síntomas neurológicos graves que provocaron la pausa.