La televisión cubana reportó y se defendió de la expulsión de dos diplomáticos cubanos después de que varios funcionarios estadounidenses sufrieran daños físicos por un ataque acústico en la isla.

Estados Unidos acuso a Cuba de atacar o permitir que se atacara a funcionarios estadounidenses desde suelo cubano.