Después de una feroz campaña en la que fue derrotada, Hillary Clinton asistió a la toma de posesión de Donald Trump acompañando al ex presidente Bill Clinton.

Hillay tenía cara de pocos amigos momentos antes de entrar a su asiento y se le vio suspirar en viarias ocaciones.

Hillary dijo momentos antes de llegar a la inauguracion que asistia al evento porque creia en la democracia “estoy aquí hoy para honrar nuestra democracia y sus valores perdurables. Jamás dejaré de creer en nuestro país y su futuro”.