El puente de FIU que colapso ayer en Miami dejando 6 muertos y una comunidad conmocionada fue montado usando una tecnología de montado rápido permitía agilizar la obra y afectar lo menos posible el tráfico.

El puente era parte de un proyecto de FIU financiado con fondos federales y que tuvo un costo de 14.1 millones de dólares.

Dos de las compañías que ganaron el concurso para encargarse del proyecto habían tenido problemas en el pasado por utilizar técnicas inseguras.