James «Whitey» Bulger, el famoso y temido ex jefe de la mafia de Boston, fue asesinado el martes por la mañana en la penitenciaría estadounidense Hazelton en Bruceton Mills, Virginia Occidental, dijeron a la CNN varios funcionarios.


Bulger, de 89 años, quien había eludido a las autoridades federales durante más de 16 años antes de su arresto en junio de 2011, estaba cumpliendo condena de cadena perpetua por una serie de delitos, incluido su papel en 11 asesinatos.

Fue condenado en noviembre de 2013 a dos cadenas perpetuas más cinco años por su papel de arquitecto de una empresa criminal que, en palabras de un juez federal, cometió actos «insondables» que aterrorizaron una ciudad.

Su muerte marca un capítulo final en la vida de uno de los criminales y fugitivos más infames del país.

Bulger nació el 3 de septiembre de 1929 en Dorchester, Massachusetts.