Ramón Aragonés, un funcionario español asegura que el hotel NH Capri de La Habana no recibió ninguna queja de clientes relacionada con los ataques acústicos que sufrió el personal de la embajada de Estados Unidos, informa EFE.


«Tenemos constancia de que no ha habido ninguna queja. O los ataques sónicos estos son muy selectivos y son capaces de identificar la nacionalidad del cliente o que alguien me lo explique, dicho esto con todo el respeto para todo el mundo», afirmó Aragonés, consejero delegado de esa cadena de hoteles.

Asimismo, el ejecutivo asegura que durante estos meses nadie ha presentado ningún reclamo. «(…) ningún cliente, ni americano, ni mexicano ni hondureño», aunque se refirió al efecto que han tenido las acciones del gobierno norteamericano sobre la isla.

«Si se ha producido algún tipo de efecto no creo que sea por eso sino un poco por el clima que se está produciendo ahora».

El pasado 29 de septiembre, Rex Tillerson, secretario de Estado de EEUU, anunció la retirada de gran parte del personal diplomático en La Habana, congeló la entrega de visas a cubanos en la isla y exhortó a los norteamericanos a no viajar al país.