Aduana de Cuba

Artículos que son confiscados por la Aduana de Cuba han terminado siendo vendidos a trabajadores del gobierno en La Habana según un reportaje del portal de noticias CubaNet.


Entre los productos que se vendieron a los trabajadores de la Asamblea Provincial del Poder Popular de La Habana habían Ropa, zapatos, lencería, maquillaje, cuchillas de afeitar, sábanas, edredones y esponjas para fregar.

Según testimonios los precios que les cobraron por los productos decomisados por la Aduana fueron asequibles «un pullover costaba 30 pesos, un short, 50, los edredones, 150, las esponjas para fregar, a dos pesos cada una, y los zapatos, entre 90 y 350 pesos»

«Los primeros en comprar, por supuesto, fueron los jefes,₋refirió la fuente₋; tenías que haber visto a todos esos ´pinchos´ como salían de allí con tenis Nike y otras cosas de marca, cosas buenas. Nosotros, los últimos en comprar por ser simples trabajadores, tuvimos que conformarnos con lo que fue quedando para el final» relató a CubaNet un empleado.

La misma Aduana de Cuba ha reconocido que toda la mercancía decomisada en los aeropuertos y puertos del país es entregada a empresas e instituciones del estado.