Yunier García, el joven cubano que arribó a Miami escondido en el compartimento de equipaje de un vuelo charter de Swift Air desde La Habana, dio sus primeras declaraciones a Telemundo51 y asegura que «Si me deportan me torturan».


El joven cubano de 26 años está temeroso de su futuro si las autoridades estadounidense decidieran deportarlo a la Isla, y mientras agradece el apoyo brindado pide encarecidamente que se valore su caso. Así le comunicó a Eduardo «Yusnaby» Pérez en una breve entrevista.

«Arriesgué mi vida, espero que me reciban (…) Si me deportan me torturan. Les pido encarecidamente que valoren mi caso… vine aquí porque es un país que está lleno de oportunidades para personas trabajadoras, y es un país donde se respetan los derechos humanos», dijo Yunier García Duarte en una breve llamada telefónica desde el centro de detención Krome a donde fue trasladado mientras se considera su proceso de asilo político, la única opción que tiene para poder quedarse en EEUU.

Sobre la hora de vuelo Yunier asegura que se sintió mucho más larga y que estaba realmente asustado de no poder respirar.

«Para mí fueron 25 horas, no fue un vuelo de una hora, apenas pude respirar. Todo estaba oscuro, pero el que no se arriesga no gana», dijo el joven que trabajaba para el aeropuerto de La Habana cargando maletas.


El joven asegura que nadie le ayudó en su escapada. «Si me regresan al país, allá me van a reprimir, me van a encarcelar posiblemente me torturen para saber si había alguien involucrado conmigo en esto, y realmente yo estoy solo, lo hice solo», dijo el cubano.

García enfrenta una situación difícil, pues ya no existe la política «Pies secos, pies mojados» que les permitía quedarse en EEUU sin problema. Ahora deberá pasar un proceso legal, una prueba de miedo creíble, etc.