La Policía en España ha arrestado a una joven que se dedicó a robar carteras y teléfonos móviles durante una procesión de Semana Santa.


La joven cubana trabaja de cómplice de otro hombre que se dio a la fuga y no pudo ser arrestado.

Una de las victimas llamó a la policía y rápidamente se sumaron otras víctimas que acababan de sufrir en ese mismo lugar hurtos similares, reconociendo a esta joven como la persona que momentos antes se les había acercado, llegando a empujar a alguna de ellas.

La joven que no fue identificada fue puesta a disposición de las autoridades para ser procesada judicialmente.