Yosvany Sosa y Margean Pérez fueron arrestados y comparecieron ante un juez por robo y vandalismo de negocios locales.

Los ladrones se llevaron de un restaurante del área productos de comida, televisores y la caja registradora.

El ladrón dejó abandonado su teléfono celular y un zapato, lo que ayudo a su identificación y posterior detención.

Entre los dos acusados tendrán que pagar 35.500 dólares de fianza.