Yeneis Ramos, empleada del Aeropuerto Internacional de Miami fue acusada de robar tarjetas de crédito de pasajeros y usarlas para su beneficio.

Un pasajero denunció que había dejado su equipaje de mano en un avión de American Airlines. En la cartera estaban su pasaporte y dos tarjetas de crédito.

Ramos realizó varias compras por un valor de valor total de 3,311 dólares.