Carlos Pérez Sánchez, de 31 años, y Manuel Vázquez García, de 61 años, fueron arrestados cuando una funcionaria de investigadora de la Comisión de Pesca y Conservación de Vida Silvestre de la Florida los encontrara llevándose hasta 400 langostas de las trampas ubicadas por pescadores legales.


La oficial vio a un bote, a unos 100 pies de su patrulla, que navegaba sin luces. Lo alumbró con su reflector, y pudo ver a un hombre que piloteaba la embarcación, otro hombre sentado en el medio, y un tercero en la proa, según el reporte que escribió sobre el incidente reportó El Nuevo Herald.

Al ver a la investigadora los hombres lanzaron algo al mar lo que hizo todo muy sospechoso.

La oficial dijo en su reporte que la ropa de los hombres estaba cubierta de un fango gris “que es consistente con el trabajo relacionado con trampas de langostas, toda vez que con frecuencia la ropa se salpica del sedimento del fondo del mar”. Una cubeta de cinco galones que estaba medio llena de pequeños peces estaba en el bote, pero no había más tipos de peces, así como tampoco langostas ni cangrejos.

Martin les entregó una multa por no tener las luces que se exigen para navegar y luego los dejó ir. Martin, sin embargo, no olvidó el objeto que los vio lanzar al agua. Escribió las coordenadas del mapa donde el bote estaba detenido y, al día siguiente, regresó al lugar al filo del mediodía.


Al regresar al lugar ya de día pudo ver una gran bolsa en el fondo a unos 10 pies de agua. Llamó a dos agentes del Parque Nacional Biscayne para que la ayudaran a bucear y verificar qué había en la bolsa. Uno de los agentes se sumergió en el agua y subió con la bolsa, llena de colas de langostas.

“Pasamos los siguientes 30 minutos sacando de las bolsas colas de langostas”, escribió Martin en su reporte. Cuando llegaron a la costa, los tres contaron las colas. En la primera bolsa, había 232 colas, y 120 medían menos del tamaño estipulado. También se encontró tres muelas de cangrejo, que no están en temporada hasta el 15 de octubre. La segunda bolsa tenía 185 colas de langostas. De las colas, 72 medían menos del tamaño estipulado. También se encontró tres muelas de cangrejo.

Sánchez, de 31 años, y Vázquez García, de 61, fueron detenidos en Homestead en las primeras horas del martes después que se emitiera una orden de arresto.

Los arrestados podrían enfrentar una condena de hasta 5 años de cárcel.