Agentes de la policía arrestaron y acusaron a un hombre de origen cubano de manejar dos casas de prostitución en una zona residencial de Hialeah.

Frank Arcia Padilla, de 48 años reclutaba a las mujeres a través de una página web y una vez aceptaban las enviaba a una de las casas para comenzar a trabajar.

La policía logró el arresto tras lograr introducir a un agente encubierto como cliente y logró sacar testimonios de algunas de las mujeres.

Arcia Padilla fue presentado en corte donde enfrenta 8 cargos y la jueza la puso una fianza de $33 mil dólares.