Raúl Avalo González, de 64 años, residente en la ciudad de Hialeah, terminó arrestado tras agredir a su familia cuando llegó del trabajo.

Al parecer Raúl se molestó cuando llegó a su casa y nadie lo saludó y la indignación lo llevó a cometer una agresión reportó América Tevé.

El cubano enfrenta un cargo por asalto con arma mortal y tuvo que presentarse ante una corte de fianza.

La jueza le impuso una fianza de cinco mil dólares y aún permanece detenido.