Al negarse a ver en tv los funerales de Fidel Castro en su centro de trabajo, Darío Pérez Rodríguez el cual es trabajador de la Empresa de Omnibus Nacionales, fue puesto en ´prisión provisional´.

“Cuando lo convocaron a que viera el televisor él dijo que no, que eso lo que le daba era hasta asco. Acto seguido tuvo una discusión con el del sindicato, vieron al secretario del núcleo del partido (Partido Comunista de Cuba). Y de ahí se dirigieron al de Protección Física, que fue el que llamó a la policía”. según señala Dexter Pérez hermano del acusado.

“Si no hubiera sido por el interés de nosotros no lo hubiéramos sabido. Su intención (de las autoridades) es hacer el juicio, que yo no me persone y no sea parte del juicio”, señaló Dexter.

El hermano del preso aseguró que el victimado, que no es disidente, pero no paga sindicato ni es miembro de las organizaciones de masas de la dictadura, agregó que en un intercambio con Darío se enteró que le pusieron mil quinientos pesos de multa a dos personas que oían música en los días señalados de duelo nacional.