Un hombre recibió un disparo en los glúteos mientras trataba de huir en bicicleta de una discusión afuera de un McDonalds en Hialeah.


Todo sucedió en la parte trasera del restaurante ubicado en la 41 calle y la 16 avenida. Aparentemente la víctima conocía a su agresor desde hace tres años.

La víctima, según la orden de arresto, identificó a Gustavo Borja como «el chino con el tatuaje en la cara». El sargento que acudió a la escena lo reconoció de incidentes anteriores y fue a casa del sospechoso donde supuestamente este intentó escapar tras resistirse al arresto.

A la víctima le presentaron una foto del sospechoso y este lo reconoció inmediatamente. Hoy el acusado se presentó en corte donde una jueza le impuso una fianza de 157 500 dolares.

El defensor público alegó que contra el acusado no hay una evidencia directa como video de vigilancia ni en poder de un arma de fuego.


Las autoridades han regresado al restaurante para recoger evidencia de las cámaras de seguridad y poder usar contra el agresor.